Santo Domingo
comments 5

Primera cena del 2013.

Anoche decidí salir con unos buenos amigos al clásico plan de año nuevo de “dinner and a movie” antojados de comida mexicana, y con solamente una hora para matar decidimos ir al restaurante/casual dining “3 Mariachis”. En pleno 2013 yo jamás había visitado este lugar, no sé, nunca me apeteció, ya que todas las personas que me recomendaban el lugar siempre decían “Es un Chipotle dominicano” (para quienes no conocen la cadena de restaurantes Chipotle pueden visitar aquí.) la verdad es que no soy muy amante de este tipo de cadenas de restaurantes, pero bueno, prefiero ir ahí que sentirme como una mierda después de haber comido en Taco Bell.

Al llegar al establecimiento me fijo que hay una especie de festival de chicharrón, y yo, amante del cerdo al fin decidí darme mi gustazo, (la dieta post-navidad empieza mañana, by the way), además tenían unos product shots que me tenían enamoradísima y comiendo con los ojos (¡qué bien lo hicieron!), eso, y el arte estaba bastante adorable ¡me compraron!

El plato que decidí pedir fue “La Gordita” un tipo de “pocket” de harina de maíz, relleno de chicharrón, cilantro y queso mozzarella, viene con guacamole y pico de gallo. Me encontraba un poco escéptica sobre “La Gordita” pero vi esta foto en Facebook que me puso a comer con los ojos nuevamente.

¡qué bonita presentación! ¡cuánto cilantro! ¡qué rico se ve el queso!
decía yo en mi cabeza. hasta que llegó mi comida.
no fui tan agraciada en tener una presentación tan bonita como la persona de la foto, ni tampoco fui agraciada con cilantro. la verdad es que amo el cilantro y más en la comida mexicana (¿¡qué es un taco sin cilantro?!) pero bueno el mío se quedó sin él y mi plato fue este:
dos gorditas sobre una tabla de madera con guacamole y pico de gallo.
La masa de “La Gordita” estaba buena, en toda honestidad, pero estuve un poco decepcionada porque me vendieron un sueño de “chicharrón”, esperaba un gran mordisco super crujiente que solo terminó siendo una arepa rellena de sobras de cerdo casi quemado -que no era chicharrón-, de la cena del 24 con queso mozzarella frío que no se derrite porque la comida no está lo suficientemente caliente.

Lamentablemente esa fue la única foto que le pude hacer a la comida, ya que la gordita estaba TAN grasienta que no me dejo volver a tocar mi celular, sólo miren mis manos:
¿volveré a 3 Mariachis? 
Claro que sí, pero no voy a pedir a La Gordita, seguro que pido un burrito o algún taco salad que construya de su bar de toppings, si no tengo ánimos de hacerlo yo misma en casa.
  Por más que inspiren estos menús especiales, siempre se está tomando un chance,  ya aprenderé de mi pequeña decepción. 

5 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.