Fresh Produce, Risotto, Santo Domingo

Rabo sobre risotto de queso Gouda.

Me encanta el vino, y no creo que es la primera vez que escribo lo mucho que lo amo. Pudiese escribirle odas, canciones y hasta poemas, pero como eso no se me da muy bien creo que la única forma de celebrar un buen vino es el maridaje, que para mí, es el homenaje más lindo que se le puede hacer al vino. El hedonismo me sigue y este es un placer que siempre me lo voy a permitir: un buen vino con un buen plato, son pocos los gustos que le ganan a ese sentimiento.

Entonces, teniendo a mano mi Merlot favorito, un Colombia Valley 2010 Chateau Ste Michelle, un vino que me encanta ya que marida muy bien con el queso gouda, la carne de ternera y los tomates (un saludo a mi amigo sumiller Davide Salegna, quien fue una pequeña guía para este post) decidí hacer rabo al horno, sobre risotto de queso Gouda, suena bien ¿no? Pues aquí la receta:

Primero es lo primero, lo que vas a necesitar:

  • 1 Manojo de salvia
  • 1 Manojo de romero
  • 1 Manojo de tomillo
  • 1 Cebolla grande, picada pequeñita
  • 4 Dientes de ajo
  • 1 Manojo de ejotes (también conocida como las vainitas)
  • 1 Zanahoria
  • 3 Hojas de laurel
  • 4 Trozos de rabo
  • 1 Lata de tomates picados (en su jugo)
  • Sal y pimienta al gusto
  • Un toque de harina (para polvorear la carne)
  • Aceite de oliva
  • Un golpe de mantequilla
  • Una rociada de vino blanco seco

 

 

Después de sazonar la carne con sal y pimienta, en una sartén la vamos a saltear con aceite de oliva, por 3 minutos de cada lado. Agregar el ajo y la cebolla. Saltear. Cuando la carne tenga buen color, agregar un golpe de vino blanco seco, cuando este se reduzca a 2/3 agregar los vegetales y hierbas.

Esto se va a cocinar a fuego lento, cuando este a punto de hervir, llevarlo al horno (sin tapar) por 1 hora y media, hasta que la carne este bien suave.

 

 

Mientras esto se cocinaba… después de tomarme una copa de vino, empecé a hacer mi risotto de queso Gouda, hoy no pondré la receta porque, se me pasó hacer fotos… pero! aquí les comparto mi receta de Risotto Ibérico y Risotto Clamato.

Retirar del horno, y se verá algo así (ya en plato)

 

 

 

Y ahora solo queda degustar de este plato con una copa de vino de Merlot Colombia Valley Chateau Ste Michelle…

Este fue un post patrocinado por Los Catadores.

Share
Standard
Fresh Produce, Risotto, Santo Domingo

Risotto Ibérico

De los platos que más me gustan, debo admitir que los ibéricos están entre mis favoritos. Hace un poco más de un año tuve la oportunidad de viajar por España por más de un mes y la verdad es que desarrollé un amor por el chorizo, los jamones, las tortillas, las tapas, el vino Rioja y el tomate que nunca pensé que iba a pasar. Una tarde, antojada de risotto (para ver mi risotto ‘Clamato’ click aquí) y de ese sabor que tanto me me gusta, decidí hacer un risotto Ibérico, utilizando los algunos los ingredientes que más influencia tienen en la comida española: el chorizo y el tomate para crear un risotto Ibérico.

Vas a necesitar:

  • 1/2 Cebolla blanca picada pequeñita
  • 1 Taza de arroz Arborio
  • 2 Chorizos (remober la cubierta)
  • 1 Copa de vino blanco
  • 1/2 Taza de queso parmesano
  • 1/4 Taza de albahaca picada
  • 1 Cucharada de aceite de oliva extra virgen
Para el consomé de tomate:
  • 1 Cucharadita de tomillo molido
  • 2 Latas de tomates enteros
  • 1/4 Taza de agua
  • 1 Cucharadita de pimentón
  • 1 Cucharada de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

 

 

Lo primero que vas a hacer es, con tus manos, triturar los tomates enteros.

En una olla, vas a poner a sofreír el chorizo y la cebolla. En otra olla pequeña, vas a poner el tomate a hervir a fuego lento con el aceite de oliva, el agua, la cucharadita de tomillo, la sal y la pimienta. (Este será el líquido para el risotto)
Cuando la cebolla este transparente, vas a agregar la taza de arroz, y cocinarás por 2-3 minutos hasta que estén translúcidos.

Después agregarás la copa de vino blanco.

Mezclar a fuego lento, cuando el arroz absorba todo el vino, agregas el líquido del tomate hasta cubrir el arroz, esto lo vas a repetir hasta que se termine el líquido. Mezclar repetidamente.

 

 

Mezclar. Mezclar. Mezclar. El secreto de un buen risotto es la mezcla.

Si se te termina el líquido de tomate, y el arroz no está totalmente cocido (debe estar al dente) no temas echarle un poco de agua.

Cuando el arroz esté al dente, agregarle el queso parmesano.

Y de nuevo, mezclar.

Cuando vayas a servir, poner un poco de las hojas de albahaca picadas por encima, ¡y listo!

 

Share
Standard
Fresh Produce, Risotto, Santo Domingo

Risotto de “Clamato” (Almejas y tomate)

(gracias a Juan Isidro por el juego de palabras de ‘Clamato’)
Hace dos días mi jefa, Silvia, me hizo este bonito regalo:
¡Tomates deshidratados!
Amo, amo, amo los tomates! y estos siempre tienen un sabor mucho más intenso que los tomates normales, esto me encanta ya que puedo inventar cosas diferentes, como hummus con tomates deshidratados (¡bastante rico que me quedó!) y este risotto que hice hoy, que me ha salido de pura inspiración.
Para el almuerzo de hoy, después de una larga reunión en la mañana, llegué a casa para inventar con mis nuevos tomates, encontre un paquete de almejas (congeladas, no frescas lamentablemente) y se me prendió el bombillo, pensé ¿Por qué no hacer un risotto? y bueno aquí les va;
¿Qué vas a necesitar?
  • 1 taza de tomates deshidratados (si no tienes puedes usar de lata en su jugo)
  • 1/2 cebolla picada pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • 1 manojo (1/2 taza) de perejil (flat leaf)
  • 1 taza de almejas (preferiblemente frescas)
  • 1 taza de arroz Arborio
  • 1 cda de aceite de oliva
  • 1 cda de mantequilla
  • 1 cdta de sal
  • 1 cdta de pimienta de cayena
  • 2 cdtas de pimentón ahumado
  • 1 copa de vino blanco
  • 1/2 taza de queso parmesano
  • 2 tazas de caldo de pollo (también puede ser vegetales)

 

 

Este post no lo he hecho paso a paso, pero vamos que es fácil, lo único que hay que hacer es dedicarle tiempo y amor al risotto, mientras más atención le pongas, mejor queda.

  • Lo primero que vas a hacer es, poner el aceite de oliva y la mantequilla en una olla, cuando esté dorado vas a sofreír la cebolla y los tomates.
  • En una pequeña olla aparte, vas a calentar las dos tazas de caldo de pollo, y dentro le vas a triturar los 3 dientes de ajo.
  • Cuando la cebolla este suave, vas a echar el arroz y el perejil, y mezclar bien, hasta que el arroz esté un poco translúcido.
  • Cuando esto ocurra vas a echarle la copa de vino y mezclar bien hasta que el arroz consuma todo el vino.

 

  • Después que el arroz consuma todo el vino, vas a echarle caldo de pollo al arroz, hasta taparlo y agregarle las almejas, y mezclar.
  • Cada vez que el arroz absorba el caldo, vas a mezclar y agregar más caldo. Cuando se termine el caldo prueba el arroz y asegúrate que está bien cocido, si no lo está no temas hacer más caldo.

 

 

  • Cuando esté listo, agrégale el queso parmesano y mezcla hasta que quede así:

 

¡y después sólo te queda disfrutar!
Share
Standard