Baked, Barcelona, Fresh Produce, Vegetarian

El strudel que quiso ser calzone.

Esta mañana me picó el mosquito de hornear, y recordando mi receta favorita de Strudel que aprendí a hacer en Vienna decidí poner las manos a la obra. 

 Usualmente los Strudels son dulces, (seguro alguno de ustedes conocen el famosísimo Apfelstrudel), consiste en una masa de hojaldre envuelta rellena de compota de manzana, canela, azúcar, pasas y pan rallado, está riquísimo, se sirve con una salsa de vainilla y helado, es para morirse. Yo hice mi versión salada, con berenjena, espinaca y queso feta.

 

Aquí lo que vas a necesitar: 

Continue reading

Share
Standard
Baked, Barcelona

¡Blondies!

Hace unas semanas vi esta receta de ‘Blondies con frutas del bosque’ en el blog de Miriam Schaefer, este post me puso a pensar que nunca había probado ‘Blondies’ que realmente son ‘Brownies’ de chocolate blanco… Nunca los he visto en ninguna pastelería o algún café, entonces ¿Qué piensan que iba a hacer? Pues hacerlos yo misma, creando una receta que sería un híbrido de la de Miriam y esta de SmittenKitchen

Continue reading

Share
Standard
Eating out, Travel

Tapeando por Granada

Mi interés por Granada es nuevo y muy específico. Empezó porque vi un episodio de Anthony Bourdain: Parts Unknown donde Anthony visita Andalucía y nos submerge en la cultura del tapeo, que para mí, antes de mudarme a Barcelona era un mundo desconocido. Lo que más me emociona de las tapas en Andalucía, Granada específicamente es que son gratis. Sí. Gratis. Algo que en Barcelona no se ve, y si conoces de algún lugar que sirva tapas gratis no se lo comentes a NADIE porque eso es oro y si la gente se entera lo quitan.

Continue reading

Share
Standard
Asian, Barcelona, Bowl of happy, Comfort Food, Eating out

El holy grail de la resaca: Yoshino y su menú libre de comida asiática.

Empieza un nuevo año y ahora es que me doy cuenta que este blog cumplió 1 año hace una semana… Entre fiestas, visitas y turisteo lo he tenido un poco botado, pero ya estoy de regreso prometo no volver a abandonar el blog de esa forma.

Hace unos meses descubrí un restaurante japonés que tiene un menú libre de comida asiática, es el holy grail de las resacas y los antojos, en mi caso, ambos. Para mí no hay mejor comida de resaca que un buen restaurante de comida asiática (o china, whatever) con mucha comida grasienta, sushi y sopas que reconfortan el alma.

Aquí mis recomendaciones:

Sopa miso, edamame y ensalada de wakame (algas):

Empanadillas de verduras y carne:

Sashimi variado (salmón y atún):

Gambas fritas:

Y arroz al curry, ¡buenísimo!

El restaurante va de esta forma, te dan un menú y un papel donde apuntas todo lo que quieres, te puedes repetir cuantas veces desees, aunque los meseros te miren -obviamente juzgándote por gordo- , al final pagas 13€ (no incluye bebidas). El menú consta de muchísimos tipos de entradas y platos fuertes, entre ellos: dumplings (empanadillas), tallarines (udon, lo mein), arroces, sashimi, sushi variado y “makis”(que pueden ver un poco en la foto de arriba), los ‘makis’ no los recomiendo porque no son muy tradicionales y a mí no me gustan para nada.

Este lugar me encanta ir de resaca o de esos días que quiero hacer de morsa y comer hasta que me salga arroz por los oídos, no es excelente pero es muy bueno en relación calidad-precio. Si les interesa más sobre este lugar pueden mirar su página de TripAdvisor.

Share
Standard