To be Categorized

Un pastel de manzana en el campo.

Antes de empezar a hablar de lo que va este post y adentrarme en el tema, quiero dedicarle esta entrada a mi fallecido amigo Miguel Miranda, quien además de ser una maravillosa persona y  muy buen amigo, era uno de los que más me alentaba a que nunca dejase de escribir por aquí, en cualquier proyecto que tuviese siempre fue un gran apoyo para mí. Gracias Migué por tu apoyo siempre, aunque nunca me volverás a decir “¿Dime hartona, dónde comiste hoy?” pensaré en ti cada vez que vaya a un bar o restaurante en Barcelona, tu ciudad favorita. 


El fin de semana pasado estuve en Oviedo y me inspiró mucho, las vistas son impresionantes y el frío solo me daban ganas de acurrucarme con una taza de té y ver películas toda la tarde, soy así de simple. Hay veces que pienso que no me molestaría para nada irme al campo y vivir ‘una vida simple’ horneando pasteles y cocinando todo el rato… Pero claro, eso es solo una idea que seguro no pasa de ahí, después de todo soy una chica de ciudad. 

Entonces… decidí hacer un pastel de manzanas, no sé porqué me dieron las ganas de hacerlo, creo que eran las vistas asturianas o uno de esos antojos locos que nos dan… y aquí está. 

Estas son las manos de Angie pelando las manzanas… Muchas gracias a ella por ayudarme con las fotos<3





Para la masa vas a necesitar:

  • 2 1/2 tazas de harina de trigo para repostería 
  • 1 cdta de sal
  • 1 cdta de azúcar moreno
  • 16 cdas de mantequilla sin sal (dos barras)
  • 1/4 – 1/2 de taza de agua con hielo
Para el relleno:
  • 6 manzanas (las verdes tienen más sabor para el pastel pero yo utilice rojas)
  • 3 cdtas de canela
  • 5 clavos dulces
  • 2 cdas de azúcar moreno
  • 1 pizca de anís (puedes usar 2 o 3 estrellas de anís)
  • 1 chorrito de nata o crema de leche
  • 1 pizca de sal
  • 1 limón
Para hornear:
  • 1 molde para pasteles
  • papel de hornear
  • 1 huevo
Otros utencilios:
  • papel film
  • 1 brochita
  • 1 cuchara de madera
  • 1 bowl grande


  • En un bowl grande, combina la sal, la harina, y la azúcar. Agrega la mantequilla (fría) poco a poco hasta hacer grumos. Termina de agregar la mantequilla.

Cuando termines de agregar la mantequilla, empieza a agregar el agua poco a poco (de cucharada en cucharada), hasta tener una masa manejable. 


Después vas a transferir la masa hecha una bola a papel film y la vas a poner en el congelador por 40 minutos a 1 hora.


Mientras la masa esta en el congelador, vas a ir preparando el relleno del pastel.


Primero vas a pelar y cortar en gajos las manzanas, luego ponerlas en un bowl con el jugo de medio limón, y la piel del limón rallada.

Precalentar el horno a 350ºF.

Después, en un mortero vas a machacar el anís y el clavo dulce. 




Después mezclar todos los ingredientes del relleno en un bowl, y dejar marinar por un rato.

Sacar la masa fría después de una hora en el congelador y expandirla con un rodillo.




Reservar 1/3 de la masa para la capa de arriba, después ponerle mantequilla y papel para hornear al molde. Con mantequilla basta, realmente pero yo le puse papel porque este molde es muy barato y no quería que se pegara por ninguna razón.



Luego, con mucho cuidado, poner la masa en el molde.


Y agregar el relleno y la crema de leche o nata.



Tapar con tiras por encima.

En un bowl pequeño batir un huevo, y con una brochita pintar toda la parte de arriba del pastel.


Meter al horno y hornear hasta que esté dorado y bonito. De 55 mins a 1 hora.

¡Esta receta es muy rica ahora para la navidad! ¡Felices fiestas!

Share
Standard

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *