To be Categorized

Días de lluvia; Crema de guisantes.

Los días de lluvia son para estar en casa. Para acurrucarte con un buen libro y una taza de té. Quedarse en el sofá todo el día entre mantas viendo películas, como yo hago, realmente no lo puedo evitar.

El pasado miércoles hubo una tormenta tropical sobre la Isla llamada Chantal que canceló todo en el país. No tránsito, no trabajo, no nada. Yo me la pase en casa, viendo películas, preparando snacks durante la tarde y simplemente, tranquila. A continuación un poco de mi tarde lluviosa, una receta de Crema de guisantes que hice 🙂

Primera vez que veo el Abogado del Diablo! 🙂

(Más o menos pueden ver aquí como se estaba cayendo el cielo, eran las 3PM, generalmente hace MUCHO sol a esta hora, y aquí está completamente oscuro.)

Y para ver la película me hice el siguiente snack: Fresas, bananas y crema de almendras con coco (¡hechas por mí!)

y aquí el plato:

Super, super fácil de hacer!

Solo necesitas: un puñado de almendras tostadas más una cucharada de coco rallado. Poner esto en una procesadora de alimentos y batir hasta hacerlo polvo, agregar un chorrito de agua (si no la quieres bien cremosa, a mi me gusta mucho con grumos, pero si la quieres suave, no le agregues el agua) y seguir batiendo hasta llegar a la consistencia que más le guste y tadaaa!

Después de esta rica merienda, al terminar la película (que fue genial, por cierto, no sé porqué tardé tanto en ver esta peli) decidí hacer cena, una rica crema de guisantes, para calentar un poco el clima. 🙂




Lo que vas a necesitar:
1 taza de guisantes (pueden ser frescos o congelados, yo utilicé congelados)
1 zanahorita (picada en cubos)
1 papa (picada en cubos)
1 cebolla blanca pequeña (o media grande)
2 dientes de ajo
1 1/2 taza de leche (entera o descremada, como sea)
1/2 taza de agua
Aceite de oliva
2 hojas de laurel
Sal y pimienta
Un toque de paprika
Queso Gorgonzola (opcional)
Queso Ricotta (opcional)




Lo primero que vas a hacer es poner a hervir los vegetales y saltear en aceite de oliva las cebollas y el ajo.







Agregar las hojas de laurel, sal y pimienta.



Cuando las papas y las zanahorias esten suaves, saltear junto a las cebollas. Saltear por 3-5 minutos.


Transferir a una licuadora. Con los restos que queden pegados a la sartén, agregar un poco de leche de la taza de leche y quitar esos residuos. Transferir a la licuadora también.

Agregar el resto de la leche y del agua, batir hasta que quede bien suave y cremosa.


Regresar al fuego por 10-15 minutos. 



Ya cuando este, servie en una fuente con un scoop de queso Ricotta y un poco de Gorgonzola al gusto.



Y así terminé mi día de lluvia, viendo películas y cenando rico, en casa.

🙂
Share
Standard

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *