Fresh Produce, Risotto, Santo Domingo

Risotto de “Clamato” (Almejas y tomate)

(gracias a Juan Isidro por el juego de palabras de ‘Clamato’)
Hace dos días mi jefa, Silvia, me hizo este bonito regalo:
¡Tomates deshidratados!
Amo, amo, amo los tomates! y estos siempre tienen un sabor mucho más intenso que los tomates normales, esto me encanta ya que puedo inventar cosas diferentes, como hummus con tomates deshidratados (¡bastante rico que me quedó!) y este risotto que hice hoy, que me ha salido de pura inspiración.
Para el almuerzo de hoy, después de una larga reunión en la mañana, llegué a casa para inventar con mis nuevos tomates, encontre un paquete de almejas (congeladas, no frescas lamentablemente) y se me prendió el bombillo, pensé ¿Por qué no hacer un risotto? y bueno aquí les va;
¿Qué vas a necesitar?
  • 1 taza de tomates deshidratados (si no tienes puedes usar de lata en su jugo)
  • 1/2 cebolla picada pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • 1 manojo (1/2 taza) de perejil (flat leaf)
  • 1 taza de almejas (preferiblemente frescas)
  • 1 taza de arroz Arborio
  • 1 cda de aceite de oliva
  • 1 cda de mantequilla
  • 1 cdta de sal
  • 1 cdta de pimienta de cayena
  • 2 cdtas de pimentón ahumado
  • 1 copa de vino blanco
  • 1/2 taza de queso parmesano
  • 2 tazas de caldo de pollo (también puede ser vegetales)

 

 

Este post no lo he hecho paso a paso, pero vamos que es fácil, lo único que hay que hacer es dedicarle tiempo y amor al risotto, mientras más atención le pongas, mejor queda.

  • Lo primero que vas a hacer es, poner el aceite de oliva y la mantequilla en una olla, cuando esté dorado vas a sofreír la cebolla y los tomates.
  • En una pequeña olla aparte, vas a calentar las dos tazas de caldo de pollo, y dentro le vas a triturar los 3 dientes de ajo.
  • Cuando la cebolla este suave, vas a echar el arroz y el perejil, y mezclar bien, hasta que el arroz esté un poco translúcido.
  • Cuando esto ocurra vas a echarle la copa de vino y mezclar bien hasta que el arroz consuma todo el vino.

 

  • Después que el arroz consuma todo el vino, vas a echarle caldo de pollo al arroz, hasta taparlo y agregarle las almejas, y mezclar.
  • Cada vez que el arroz absorba el caldo, vas a mezclar y agregar más caldo. Cuando se termine el caldo prueba el arroz y asegúrate que está bien cocido, si no lo está no temas hacer más caldo.

 

 

  • Cuando esté listo, agrégale el queso parmesano y mezcla hasta que quede así:

 

¡y después sólo te queda disfrutar!
Share
Standard

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *